El Transiberiano
3 junio 2020
Mostrar todo

El secreto del Monte Rushmore

De izquierda a derecha: G. Washington, T.Jefferson,, T. Roosvelt, A. Lincoln

El Monte Rushmore, situado en las Colinas Negras de Dakota del Sur y próximo a la localidad de keystone, se eleva imponente con la imagen de cuatro presidentes de Estados Unidos:

  • George Washington
  • Thomas Jefferson
  • Theodore Roosevelt 
  • Abraham Lincoln

Las cabezas alcanzan 18 metros de altura por lo que las narices de los presidentes miden 6 metros de largo y las bocas 5,5 metros de ancho. Para dar un último toque a esta obra y otorgar a los rostros cierta vida, los trabajadores proporcionaron una columna de granito a cada una de las piedras correspondientes a la pupilas, por lo que la luz del sol resaltaba los ojos.

El escultor: Gutzon Borglum tenía una gran idea. Crear una sala oculta en lo alto de la montaña destinada a guardar un pedazo de Historia Americana. Es por ello que comenzaron con las obras de la cámara tras el busto de A.Lincoln. La puerta de acceso  es de 3 metros de ancho por 5 de alto y lograron profundizar hasta 22 metros mediante el uso de dinamita . Sin embargo,  con la llegada de las guerras y la muerte del artista, la sala se quedó inacabada y en el olvido.

 

 

 

En 1998, el Servicio de Parques Nacionales junto con los descendientes de G. Borglum, decidieron continuar con el proyecto y dentro de la cámara secreta introdujeron una serie de documentos entre los que se encontraba: La Declaración de Independencia y una biografía del artista. Se protegieron en una caja de madera, y ésta a su vez se protegió en otra de titanio. La sala oculta o “Hall of Records” fue sellada con una gran losa de granito en la que pueden leerse las palabras de G.Borglum:

 

“Coloquemos allí, talladas en lo alto, lo más cerca del cielo que podamos, las palabras de nuestros líderes y sus rostros, para mostrar la prosperidad que estos hombres nos dieron. Luego hagamos un rezo: que estas inscripciones aguanten hasta que solamente el viento y la lluvia las lleven lejos”.

 

Actualmente, la sala permanece intacta , protegida por sistemas de vigilancia y  las visitas de los turistas no están permitidas con el fin de preservar  este auténtico legado histórico para las generaciones del futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies